Este miércoles se celebraron diversos actos en la Catedral de Jerez, relacionados con los símbolos pertenecientes a la Jornada Mundial de la Juventud. El obispo asidonense, monseñor Rico Pavés presidió una Eucaristía, tras la cual dio comienzo un Vía-Crucis organizado por la juventud cofrade de la ciudad, para lo cual, tanto la Cruz, como el Icono de María fueron trasladados al Alcázar, donde tuvieron lugar las estaciones.

La Unión de Hermandades de Jerez agradece la implicación y participación de cuantos asistieron a estos actos, haciendo mención especial a las hermandades del Transporte y del Nazareno, por la cesión de varios de sus enseres.

#JMJLisboa2023